Cambios en el impuesto sucesiones y donaciones en asturias

El Principado de Asturias también ha introducido importantes modificaciones en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. La reducción aplicable cuando se recibe una herencia por parte de hijos, cónyuges, padres y nietos se incrementa de 200.000 a 300.000 euros con efectos desde el 1 de junio de 2017.

Además se aplicará una reducción del 95% para herencias y donaciones sin grado de parentesco. Esta medida está pensada para que los trabajadores de una empresa puedan recibir el negocio o la compañía, siempre que lleven más de 10 años en la misma y más de 5 años con responsabilidad en la gestión o dirección. El adquirente deberá mantener el valor y el domicilio en Asturias de la empresa o negocio al menos 5 años, debiendo asimismo mantener la plantilla media durante los siguientes 5 años respecto al año anterior al fallecimiento.
Los bienes de una herencia o donación destinados a la constitución, ampliación o adquisición de una empresa también contarán con una reducción del 95% con un límite de 120.000 euros y de 180.000 euros para discapacitados. No se podrá aplicar cuando el patrimonio del adquiriente supere los 402.678,11 euros. Además, la empresa que recibe la inversión debe tener al menos un trabajador y debe haber el compromiso de mantener durante 5 años el domicilio fiscal en Asturias.
Otra de las novedades significativas radica en la reducción de la que se beneficia una herencia de la vivienda habitual del causante. Se aplica hasta el 99% dependiendo del valor del inmueble. Además de mejorarse las bases imponibles se ha reducido de 10 a 3 años el compromiso de mantenerla en propiedad por parte del adquiriente.
El Principado de Asturias ha adoptado una tarifa propia para donaciones dinerarias desde el 2% hasta el 36,5%.